Mass Schedule: Mon-Fri: 12:05PM
Saturday: 4:00PM
Sunday: 8AM, 11AM, 5:30PM
Confession: Wednesday: 11:40AM
Saturday: 3:00PM
Call for an appointment
Select Page

29 de Agosto 2018

Para: El Clero, Religiosos y Laicos en la Diócesis de Shreveport

Queridos Hermanos y Hermanas en cristo:

Como Arzobispo Metropolitano de Nueva Orleans, el cual abarca todo el estado de Luisiana, les escribo ya que estoy consciente de que no tienen Obispo Diocesano y merecen oír de alguien con autoridad quien como ustedes está indignado por los  hechos que se han dado a conocer en los últimos meses.

Nos duele mucho las recientes acusaciones contra un cardinal y la información en el reporte del Gran Jurado de Pennsylvania, más aun las profundas acusaciones al nuncio anterior de nuestro país, Arzobispo Vigano.  Nuestros sentimientos de enojo y defraudo son apropiados.  El primer paso para salir adelante es buscar el perdón.  Como su Arzobispo Metropolitano, con sinceridad y gran humildad les pido disculpas por cualquier hecho malo causado por líderes de la iglesia.

A medida que avanzamos, es nuestro deber orar siempre por las víctimas para que reciban la sanación de Dios.  Todos los servidores de la iglesia, debemos orar y hacer ayuno para que Dios perdone a los sacerdotes y obispos involucrados en abusos sexuales o quienes hayan participado en sus encubrimientos.  Además, necesitamos asegurarnos de proveer un camino al futuro, el cual dará mejor protección para nuestra juventud en la iglesia, adultos vulnerables, y seminaristas.

Hemos avanzado mucho en lo que se refiere al ambiente seguro.  La mayoría de los casos que hemos escuchado pasaron hace 35-40 años.  Sin embargo, eso no quita el dolor que las víctimas han sufrido por décadas.  A aquellos que sufrieron, sinceramente les pido disculpas y oro para que experimenten la sanación de Dios.  Siento mucho su dolor.

¿Cómo avanzamos en arrepentimiento y esperanza?

1. Todos estamos invitados a la vigilia de reparación y petición el viernes 14 de Septiembre desde las 5:30 pm a las 8:00pm.  Su nuevo Administrador Diocesano y Rector de la Catedral de St. John Berchmans, Padre Peter Mangum, junto con otros sacerdotes de la diócesis se unirán en oración  para que “El liderazgo de la Iglesia pida perdón y sanación para las víctimas.”

2. Alentar a víctimas y a todos aquellos que hayan sido desilusionados por la Iglesia a salir de la oscuridad.  Queremos disculparnos personalmente y acompañarlos en su camino de sanación.  Llama a la oficina del Administrador Diocesano: 318-868-4441.

3. Aceptar el plan específico de La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) marcadas por el Cardenal Daniel DiNardo, Presidente del USCCB, quien asegura que DEBEMOS someter una investigación completa sobre el caso del Arzobispo McCarrick para que esto nunca vuelva a pasar  y jurar que vamos a encontrar maneras en la cuales el abuso y la mala conducta de los obispos sean reportados rápida, efectiva, y confidencialmente.

Hay mucho más que decir pero por favor entiendan que como obispos tenemos mucho trabajo que hacer.  Sin embargo, entendemos y reconocemos que los hemos defraudado.  Aceptamos estos hechos y les pedimos perdón y por sus deseos de aceptar nuestros deseos sinceros de ganarnos su confianza.  Sabemos que esto tomará tiempo y un corazón abierto de parte de muchos.

EL abuso sexual es siniestro.  Encubrimientos por personas de la Iglesia es también perverso.  Jesús dijo, “No son las personas sanas las que necesitan médicos, sino las enfermas.  No he venido para llamar a los buenos, sino para invitar a los pecadores a que se arrepientan” (Lucas 5:31-32).  Como líderes de la iglesia, hemos pecado y pedimos la misericordia de Dios.  Por favor acompáñenme en este caminar doloroso que nos lleva al Calvario pero eventualmente a la Resurrección.

No puedo terminar esta carta sin agradecerle a todo el clero in la Diócesis de Shreveport.  Siento mucho que sean contaminados por los actos de abuso realizados por otros.  Reconozco y aprecio su buen y fiel ministerio.

Debemos aprender y arrepentirnos de nuestros pecados y fallas.  Favor de orar para que los líderes de la iglesia sean fieles a la promesa que hicieron en su ordenación.  Más que nada, favor de unirse conmigo en oración por las víctimas de abuso para que experimenten la sanación de Dios.  Que Dios nuestro Señor nos bendiga en estos momentos difíciles.

Con seguridad en mis oraciones,
En cristo nuestro Señor,
Reverendísimo Gregory M. Aymond
Arzobispo de Nueva Orleans

Pin It on Pinterest